¿Conocéis la pasta de diferentes cereales y legumbres?

image

Si utilizamos pasta de diferentes tipos de cereales se pueden preparar comidas o cenas muy versátiles y que nos aporten distintos nutrientes, sobre todo pensando en los niños para que lleven una alimentación mas variada que a veces conseguir esto ¡es dificilísimo!
Tenemos pasta de quinoa, de trigo sarraceno, de arroz integral, de maiz y también de legumbres como la de lenteja roja, garbanzos…todas ellas libres de gluten. En casa no solemos consumir pasta de trigo pues este cereal ya esta presente a diario en miles de productos.
Es un buen recurso tanto para niños como para adultos, cada semana podemos ir alternando los distintos tipos.
En esta foto aparecen de izquierda a derecha: pasta de trigo sarraceno (2,79 € el paquete de 250 gr) de quinoa (2,89 € 250 gr), de maiz (3,59 € de 500 gr) y de arroz integral (2.79€ 250 gr)
Las que están mas ricas, sin necesidad de añadir nada más que aceite de oliva virgen extra y sal son la de arroz y la de quinoa, aunque cuando preparo pasta para los niños siempre aprovecho para cocinar alguna salsa donde añado verduritas que trituradas ¡se las comen fenomenal!, de estas recetas que voy probando os hablaré en otra entrada que quedará en el apartado de salsas saludables.
Anda que…¡me olvidé de hacer foto a las de legumbres!, cuado vuelva a este supermercado reedito para añadirlas.

CROQUETAS DE BONIATO CELIARIANAS

image

¡Ay, que estoy descubriendo ahora el boniato!, montones de posibilidades tanto dulces como saladas, iré probando…
Estas croquetas mis hijos las han devorado y es que estan realmente deliciosas.

Al ser un alimento que contiene hidratos de carbono complejos, se convierte en una opción estupenda para cuidar nuestro hígado, a la vez que ayuda a mantener el nivel de azucar en sangre.

El boniato es rico en betacarotenos y en vitaminas , entre las q principalmente destaca la C.

☆RECETA:

He asado dos boniatos al horno pero me ha salido muchísima masa, con un boniato grande suficiente. Los he colocado en la rejilla en la parte de mas abajo. 200 grados, 50 minutos, el tiempo dependerá del tamaño. Para saber si están listos se pinchan con un cuchillo y si entra bien ya están. Se dejan enfriar y se pelan sin problema.
Es una opcion genial para hacer croquetas porque el boniato le da esa textura cremosa de croqueta y a partir de ahí ¡a jugar con los sabores!!

Estas las he hecho con cebolla frita, ajo en polvo (se puede usar ajo fresco, es que soy algo vaga 😁), y en vez de sal salsa de soja Shoyu que le da mas saborcito.
Se mezcla todo y se deja reposar la masa.
Se forman bolitas, se pasan por huevo y pan rallado (o para veganizar la receta se mezcla harina de garbanzo con agua hasta conseguir textura de huevo) y a freir en abundante aceite de oliva.
¡Están riquisimas!, crujientes por fuera y cremosas por dentro!, ya estoy pensando en los sabores distintos que se pueden crear.
¡También tengo que probar a cocinarlas al horno!