Redescubriendo las ensaladas…

Y es que el secreto de las ensaladas no son tanto los ingredientes  q las componen si no… ¡las salsas!.
Las salsas, saludables y nutritivas claro, transforman cualquier ensalada simple en un manjar y en platos completos y diferentes.

Estoy haciendo un curso de cocina crudivegana y ¡estoy aprendiendo un montón!

La ensalada de la foto es de rúcula con salsa de queso vegano, ¡riquísima y fácil de preparar!

Sólo hay q preveer dos cositas: poner a rehidtatar los tomates secos y dejar en remojo la noche anterior los anacardos para en este ocasión ablandarlos. Los anacardos no son un fruto seco q se comercialice del todo crudo porque tienen una cáscara gruesa y aplican calor para desprenderla. Al pasar por este proceso no necesitan ponerse en remojo para eliminar el inhibidor encimático que si tienen los demas frutos secos y q dificulta sus digestiones y asimilación de nutrientes. Para el que quiera saber mas sobre este proceso de activacion de los frutos secos, semillas, cereales y legumbres os dejo el enlace de la dietista y nutricionista Cristina Santiagohttp://www.cristinasantiago.es/single-post/2016/09/17/Activar-los-frutos-secos-%C2%BFrealmente-funciona

Y ahora vamos con la receta:

☆Ingredientes: base de rúcula  (como dos grandes puñados), dos tomates grandes sin piel ni pepitas, 3 tomates secos rehidratados, 5 aceitunas negras troceadas, nueces troceadas.

Para la salsa: 1 taza de anacardos crudos en remojo, levadura nutricional, un poco de agua y sal.